750px-freestyleskiingjump2.jpg

Si estas pensando en un viaje a algún lugar con nieve o simplemente quieres aprender un poco más, aqui te presentamos algunos deportes extremos en la nieve.

El esquí acrobático, o free style, es una modalidad de competición nacida hacia 1930-1950, en donde se mide, más que la velocidad propiamente dicha de los esquiadores, sus habilidades sobre la nieve con los esquíes, realizando todo tipo de sorprendentes acrobacias, saltos, giros, piruetas,... Se distinguen dos grandes especialidades dentro del esquí acrobático: el aerial, en el que se efectúan saltos acrobáticos en el aire, valorados por un jurado; y el mogul, en el cual se practican espectaculares descensos por pendientes escarpadas llenas de obstáculos y baches, que deben superarse mediante saltos acrobáticos. El esquí acrobático y mogul son consideradas, obviamente, actividades ambas de alto riesgo, que requieren de un altísimo nivel de especialización y experiencia profesional. Fueron finalmente reconocidas como deportes en 1979-80 por la Federación Internacional de Esquí, contando desde entonces con reglamentos y técnicas propias.

Por su parte, el denominado Steep Skiing es otra interesante modalidad de descenso libre de esquí extremo entre rocas, riscos y terrenos difíciles y escarpados, en cualquier caso por zonas alejadas de pistas preparadas, y que también se acomoda perfectamente al concepto de libertad de estilo o free-style.

Otra modalidad muy atractica, emocionante y peculiar es el llamado Ski Flying, un tipo de salto de esquí en alta montaña, sin trampolín artificial ni pista preparada para el aterrizaje, ¡lo cual añade aún mayor "extremismo" y riesgo a la experiencia, sin duda!

Snowboard: Una forma distinta y original de vivir nuevas sensaciones en la nieve es el snowboard, una especie de adaptación del surf o el skateboard a la nieve. No requiere conocimientos previos de esquí, pues se basa en movimientos completamente distintos, y bastante fáciles de aprender, aunque, mucho ojo, pues si bien mantenerse de pie sobre la tabla es algo sencillo en principio, empezar a realizar maniobras de tipo acrobático mínimamente correctas o "resultonas" puede resultar más complejo de lo que parece a priori.

Se trata de un deporte relativamente nuevo, nacido en los años Setenta -tras evolucionar a partir del famoso snurfer, inventado y patentado por Sherman Poppen en 1965-, y popularizada a partir de los años Noventa, tras encontrar una más que notable aceptación, especialmente entre los skaters, por las similitudes que encontraron entre este deporte y el skateboard. Su éxito fue tal, que muchos esquiadores de toda la vida han acabado, de hecho, pasándose en masa a este deporte que "engancha" tanto, después de probarlo.

Se basa en descender por pendientes de nieve en polvo, preferentemente, manteniéndonos de pie sobre la tabla de snow con un pie delante del otro; ambos pies deben estar bien sujetos a la tabla. Esto es la teoría en principio, luego entra la práctica y la imaginación, pudiendo bajar una montaña por lugares más y más difíciles, que presenten nuevos retos y desafíos para el deportista, practicando giros acrobáticos, piruetas, y saltos libres desde enormes alturas. Las posibilidades de diversión, emoción y aventura sobre un snowboard son prácticamente infinitas.

Hay varias especialidades o modalidades dentro del snowboard: velocidad, Super-G, free style, y half pipe (tobogán de nieve en forma semicilíndrica, cuyas paredes son utilizadas para realizar espectaculares saltos y acrobacias.