skate1v.jpg

El skateboarding es un emocionante deporte de patinaje sobre una tabla o plancha con ruedas (skateboard o monopatín en castellano), que no está sujeta a los pies, al contrario que en el patinaje convencional, lo que permite al deportista -llamado skater o skateboarder- saltar de ella en cualquier momento.

El modelo inicial o primigenio, surgido en la década de 1940-1950, básicamente consistía en un patinete tradicional al que se le había quitado la barra de manos, pero fue considerada más como una ingeniosa invención espontánea que un nuevo modo de patinar.

Hubo que esperar hasta la década siguiente para que aparecieran los primeros skateboards a nivel comercial, los famosos surf skates de la marca Makaha, creada por el mítico Larry Stevenson en Venice Beach (California) en 1963, y que parecían una adaptación de una tabla de surf al medio terrestre. Con el tiempo este artilugio, sencillo pero original, iría evolucionando, ganando cada vez más popularidad, sobre todo entre los jóvenes y adolescentes, primero en su "patria" californiana, luego por todos los Estados Unidos, y de ahí difundiéndose por otros países anglosajones (Australia, Nueva Zelanda,...) y finalmente por todo el mundo.

El grado de desarrollo del skateboarding a nivel global fue tan grande y acelerado que, en pocas décadas, ha acabado profesionalizándose notablemente, considerado por muchos como un deporte -para muchos, extremo o "de riesgo"- y contando con sus propias competiciones reglamentadas y oficiales en muchos países (especialmente, en aquellos donde está más implementado, como el Estado de California, o Australia, país donde nació el half-pipe).

El skateboard requiere de un gran sentido del equilibrio, agilidad y capacidad de reacción. La velocidad se consigue, una vez subido completamente sobre la tabla, mediante el impulso con uno de los pies -el otro, lógicamente, debe quedar en la tabla-, flexionando ligeramente las rodillas para mejorar el deslizamiento.

Esto es la base misma, lo fundamental, del skateboarding. A partir de ahí, de la autoconciencia del equilibrio y la inmensa capacidad para realizar sobre la tabla las más diversas maniobras y fantásticas acrobacias (tic-tacs, grabs, ollies, handplant, railslide, 360º,...) dan mucho juego al deportista, añadiéndole constantemente nuevos retos y desafíos a superar. Entre las modalidades más usuales, a nivel de competición, destacan:

- El slalom, un recorrido con obstáculos que hay que salvar o evitar, de diversas maneras.

- El Game of Skate, también llamado "S.K.A.T.E"  a secas(así, como si fueran iniciales), un juego de skateboarding de competición, nacido en los Setenta entre los street skateboarders (skaters callejeros) norteamericanos, en donde los participantes ponen a prueba entre sí sus habilidades con el skate, realizando el primer participante una pirueta o acrobacia que los demás deben emular; si otro participante no consigue copiarla -y esto lo evalúa una especie de tribunal o jurado- recibe una letra de la palabra "skate", primero una s, luego una k, y así sucesivamente. El primero que llega a reunir las cinco letras totales, ha perdido y queda descalificado. Gana lógicamente el que menos letras ha reunido. Pueden participar entre 2 y 10 jugadores.

En el S.K.A.T.E., para que un truco se considere válido, el patinador debe estar en la tabla con los dos pies por lo menos 5 segundos. Otras reglas oficiales: no se permiten ni el uso de rampas de ningún tipo (ni quarter-pipes ni half-pipes) ni tampoco realizar trucos de giro que no sean del tipo flip (en el aire). Por tanto, quedan prohibidos todos los demás, como los grabs, lipshand-stands, railslides, boneless, etc.

En los Ochenta esta modalidad urbana fue adoptada también por los skaters de rampas (los citados half-pipes) como los legendarios Neil Blender, John Lucero y Neil Blender, quienes contribuyeron notablemente a su difusión. En el año 2003, por fin, se organizó el primer torneo profesional de Game of Skate, el éS Game of SKATE Tournament, con notoria participación tanto de profesionales como amateurs.

- Competición freestyle ("estilo libre") por turnos: Esta prueba se realiza en un skatepark -un lugar del entorno urbano específicamente acondicionado para el skateboarding, hoy muy abundantes en casi todas las ciudades-, en donde se reúnen los skaters en grupos de tres o cuatro, y durante un tiempo dado, realizan diversas acrobacias libremente (de ahí el término freestyle), a valorar en función de su complejidad, riesgo, estilo,... al ejecutarlas. Hay dos categorias: amateur y profesional, y los grupos se definen según la edad de los participantes. Estas competiciones suelen acoger a un gran número de participantes, atraídos por la siempre abierta posibilidad de conseguir un patrocinador o ganar grandes premios (recompensas, por cierto, no menos interesantes en los S.K.A.T.E. Tournaments, anteriormente citados).